Biografias de letra P
de la Pezuela Joaquín Pacheco Angel Pacheco Carlos Mauricio Pacheco Wenceslao Pacheco De Melo José Andrés Pacini Regina Padilla Ernesto Padilla Manuel Ascencio Pagano José León Pagola Manuel Vicente Paillardell Enrique Palacio Lino Palacios Pedro Bonifacio Pallière Juan León Pardo Pedro Antonio Parera Blas Parish Woodbine Paroissien James (Diego) Parravicini Florencio Paso Juan José Paunero Wenceslao Payró Roberto Jorge Paz Benjamín Paz Carlos Paz José María Paz Marcos Pazos Kanki Vicente Pérez Enrique Simón Pérez Colman Enrique Peñaloza Ángel Vicente Peñaloza Rosario Vera Pedernera Juan Esteban Pedraza Manuela Pedroni José Pellegrini Carlos Enrique Pellegrini Carlos Enrique José Pelliza Mariano Peralta Ramos Patricio Perón Juan Domingo Perón María Eva Duarte de Perdriel Gregorio Ignacio Perez José Roque Perez Bulnes Eduardo Perez Esquivel Adolfo Petit De Murat Ulyses Petrone Francisco Pettoruti Emilio Piazzolla Astor Piñero Norberto Pico Francisco Piedrabuena Miguel Luis Pinedo Federico Pinedo Federico Pintos Fidel Pirán José María Pirovano Ignacio Pizarnik Flora Alejandra Pizarro Manuel D. Pizzurno Pablo Antonio Plaza Victorino de la Podestá Blanca Podestá Gerónimo Podestá José Juan Podestá Pablo Fernando Ponce Anibal Popham Home Riggs Portela Epifanio Posadas Y Dávila Gervasio Antonio Posse Filemón Prébisch Raúl Federico Prébisch Raúl Federico Prebisch Alberto Presas Leopoldo Pringles Juan Pascual Puch De Guemes Carmen Pueyrredón Honorio Pueyrredón Juan Martín De Pueyrredón Prilidiano Pugliese Osvaldo Puig Juan Manuel Pujia Antonio Pujol Juan Gregorio Pumacahua Mateo Py Comodoro Luis Py Eugenio

Manuel Vicente Pagola

Manuel Vicente Pagola fue un militar criollo de origen oriental, que luchó en las guerras de independencia de su país y tuvo un papel destacado y polémico en la llamada anarquía del año 1820.
Manuel Vicente Pagola
Manuel Vicente Pagola

Primeros años

Nació  en la Villa Ntra. Sra. de Guadalupe, el 19 de junio de 1781, siendo sus padres el capitán de milicias Don Agustín Pagola y Doña María de la Concepción Rivero, fundadores de Montevideo. 

Fue bautizado en la Parroquia de Guadalupe, y dada la condición de su familia recibió una educación sencilla, pero religiosa y severa en las armas.

Actuacion en las invasiones inglesas

Inicio a la carrera militar por indicación de su padre en 1800, siendo al poco tiempo ascendido a cabo, por méritos. Actúa como Oficial de Milicias de la Campaña, en 1806.

En 1807 junto a los Blandengues enfrenta a Los Ingleses, durante “Las Campañas Militares Inglesas” al invadir nuestro territorio. Combatió en la sangrienta Batalla del Cardal bajo el mando de Lecoq, Brigadier español al mando de españoles y orientales, fueron superados en poder de fuego y en hombres, siendo derrotados, pero demostrando un gran coraje, el 20 de enero de 1807.

Participa en la Defensa de Montevideo durante 15 días, al caer la ciudad junto a otros Blandengues, realiza guerrillas contra tropas inglesas que llegaron a su Guadalupe natal y Santa Lucía, siendo rechazados en campos de Florida actual, las tropas británicas, las cuales se vieron obligadas a desocupar Guadalupe y Santa Lucía, posteriormente Las Piedras, poco antes de la derrota inglesa,mediados de ese año

Luego de la Revolución de Mayo

Al estallar la Revolución de Mayo luchó en el bando realista en la batalla de Las Piedras (1811). Tras la derrota cambió de bando y participó en el primer sitio de Montevideo, uniéndose más tarde a las tropas del caudillo José Artigas. 

Posteriormente cumple órdenes bajo Rodeau, realizando misiones en la Frontera y el Río Yaguarón, luego del Armisticio entre Elío y Buenos Aires, Pagola en el Campamento Artiguista del Ayuí, fue nombrado Capitán y Edecán de Artigas, en medio de grandes privaciones para los Orientales. En 1812 integra el Ejército nuevamente sitiador de Montevideo.

En 1814 asciende por méritos a Teniente 1ero. de Caballería, luego a Tte. Comandante y Comandante un año después del “Regimiento Primero de Caballería, del Ejército Artiguista Oriental.

Participó en la batalla de Cerrito y en el sitio de Montevideo hasta su caída en manos independentistas en 1814.

Fue enviado al Ejército del Norte, en el cual fue reconocido con el grado de coronel. Hizo la tercera campaña al Alto Perú a órdenes de su jefe del sitio de Montevideo, José Rondeau, y defendió a éste de la pretensión del general Carlos María de Alvear de despojarlo del mando. Participó en la derrota de Sipe Sipe y en la frustrada campaña contra el rebelde gobernador de Salta, Martín Miguel de Güemes. Fue dado de baja por el sucesor de Rondeau, Manuel Belgrano.

Regresó a Buenos Aires y se puso en contacto con el partido popular de Manuel Dorrego, oponiéndose a la supremacía del Director Juan Martín de Pueyrredón, que los deportó en 1817 a los Estados Unidos. Se unió con sus aliados en Baltimore, donde escribió varias notas en la prensa. En una de ellas amenazó al gobierno de Pueyrredón con volver a apoyar las pretensiones de la infanta Carlota Joaquina de Portugal al trono del Río de la Plata.

Regresó a Buenos Aires poco después de que Rondeau reemplazó a Pueyrredón y se reincorporó al ejército. Fue uno de los jefes de la infantería que luchó en la batalla de Cepeda, del 1 de febrero de 1820, y regresó a Buenos Aires a órdenes de Juan Ramón Balcarce. Apoyó al general Soler en su exigencia de disolución del Directorio y del Congreso. También apoyó a Balcarce en su efímera toma del poder.

Luchó a órdenes de Soler en la batalla de Cañada de la Cruz como jefe de la infantería. Escapó con sus tropas de la matanza y regresó a la capital; allí ocupó el Fuerte2 y se proclamó comandante de armas de la ciudad. Amenazó con disolver el cabildo si no se le concedía esa autoridad. Pero fue abandonado por todos, hasta que Dorrego, recién nombrado gobernador, lo convenció de entregarle el mando; había gobernadounos seis días.

Tras la derrota de Dorrego en la batalla de Gamonal, el general Martín Rodríguez fue nombrado gobernador. Los federales y algunos sectores del cabildo buscaron a Pagola para ponerse al frente de una nueva revolución que estalló el 1.º de octubre. Logró apoderarse del centro de la ciudad y reunió un cabildo abierto, que se disolvió en medio de un escándalo. El día 5 de octubre fue atacado por Rodríguez y por el teniente coronel Juan Manuel de Rosas, y sangrientamente derrotado.

Huyó a la Banda Oriental, donde se dedicó a la ganadería con permiso del gobierno portugués.

En 1826 se unió al sitio de Montevideo, donde aún resistían las autoridades brasileñas, en la mismo época en que el ejército argentino hacía la campaña de Ituzaingó. En 1828 fue nombrado jefe político del departamento capital, que sólo nominalmente incluía la ciudad de Montevideo.

En 1829 fue diputado por el departamento de Durazno a la asamblea constituyente. Apoyó a Fructuoso Rivera contra Juan Antonio Lavalleja, pero después de la campaña de 1832 no volvió a actuar en política.

En 1838 regresó a Buenos Aires, llamado por el general Soler para organizar el cuerpo de policía, pero finalmente no ocupó cargo alguno.

Ejerció como diputado por el departamento de Durazno por un corto lapso en el año 1839, integrando la III Legislatura de la Cámara de Representantes de Uruguay.3

Anaya lo nombra Jefe Político de Montevideo y Comandante Gral. De Armas de la Plaza adjunto al Gral. Soler, al dejar Anaya y Soler sus cargos. Pagola se retira a la vida rural hasta su fallecimiento en 1844..