Biografias de letra P
de la Pezuela Joaquín Pacheco Angel Pacheco Carlos Mauricio Pacheco Wenceslao Pacheco De Melo José Andrés Pacini Regina Padilla Ernesto Padilla José Padilla Manuel Ascencio Padilla Nougués Ernesto E. Pagano José León Pagola Manuel Vicente Paillardell Enrique Palacio Lino Palacios Pedro Bonifacio Pallière Juan León Pardo Pedro Antonio Parera Blas Parish Woodbine Paroissien James (Diego) Parravicini Florencio Paso Juan José Paunero Wenceslao Payró Roberto Jorge Paz Benjamín Paz Carlos Paz José María Paz Marcos Pazos Kanki Vicente Pérez Enrique Simón Pérez Colman Enrique Peñaloza Ángel Vicente Peñaloza Rosario Vera Pedernera Juan Esteban Pedraza Manuela Pedroni José Pellegrini Carlos Enrique Pellegrini Carlos Enrique José Pelliza Mariano Peralta Ramos Patricio Perón Juan Domingo Perón María Eva Duarte de Perdriel Gregorio Ignacio Perez José Roque Perez Bulnes Eduardo Perez Esquivel Adolfo Pertiné Basilio E. Petit De Murat Ulyses Petrone Francisco Pettoruti Emilio Piazzolla Astor Piñero Norberto Pico Octavio Sergio Pico Francisco Piedrabuena Miguel Luis Pinedo Federico Pinedo Federico Pintos Fidel Pirán José María Pirovano Ignacio Pizarnik Flora Alejandra Pizarro Manuel D. Pizzurno Pablo Antonio Plaza Victorino de la Podestá Blanca Podestá Gerónimo Podestá José Juan Podestá Pablo Fernando Ponce Anibal Popham Home Riggs Portela Epifanio Posadas Y Dávila Gervasio Antonio Posse Filemón Prébisch Raúl Federico Prébisch Raúl Federico Prebisch Alberto Presas Leopoldo Pringles Juan Pascual Puch De Guemes Carmen Pueyrredón Honorio Pueyrredón Juan Martín De Pueyrredón Prilidiano Pugliese Osvaldo Puig Juan Manuel Pujia Antonio Pujol Juan Gregorio Pumacahua Mateo Py Comodoro Luis Py Eugenio

Pedro Bonifacio Palacios

Almafuerte Seudónimo de Pedro Bonifacio Palacios. Poeta argentino (1854-1917). Autodidacta que ejerció la docencia como maestro sin título. Fue influido por los románticos pero centró su atención en el hombre mismo. Fiel reflejo de su personalidad visionaria, su poesía alcanzó resonancia en numerosos lectores, por la fuerza de sus versos y la autenticidad de los anatemas que le inspiran las miserias humanas. El tono profético y el constante afán moralizador perjudicaron, a veces, la calidad poética de sus versos, a los que vuelven enfáticos y confusos, sin que pierdan por ello su conmovedora humanidad. Su obra se destaca por la visión anticipadora de un estado de ánimo y de una nueva manera de sentir, que lo convirtieron en el precursor de los movimientos literarios posteriores.
Pedro Bonifacio Palacios
Pedro Bonifacio Palacios

Biografía

Palacios nació en San Justo, provincia de Buenos Aires, en el seno de una familia muy humilde. Todavía niño, pierde a su madre y es abandonado por su padre, por lo que fue criado por sus parientes.

Almafuerte es el seudónimo con el que alcanzó mayor popularidad, aunque no fue el único que utilizó a lo largo de su vida.

Su primera vocación fue la pintura, pero, como el gobierno le niega una beca para viajar a Europa a perfeccionarse, cambia su rumbo y se dedica a la escritura y la docencia.

Ejerció en escuelas de la Piedad y Balvanera. Poco después se trasladó a la campiña y fue maestro en Mercedes, Salto y Chacabuco. A los 16 años de edad dirige una escuela en Chacabuco; donde, en 1884, conoce al entonces expresidente (1868 - 1874) Domingo Faustino Sarmiento. Tiempo después es destituido por no poseer un título habilitante para la enseñanza, pero muchos afirman que en realidad fue por sus poemas altamente críticos para con el gobierno.

En los pueblos donde ejerció la docencia, también alcanzó notoriedad como periodista polémico y apasionado, poco complaciente con los caudillos locales.

Luego de dejar la enseñanza obtiene un puesto dentro de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, y más tarde bibliotecario y traductor en la Dirección General de Estadística de dicha provincia. En 1887, se traslada a La Plata e ingresa como periodista en el diario El Pueblo.​

En 1894 retoma su actividad docente en una escuela de la localidad de Trenque Lauquen, pero nuevamente es retirado por cuestiones políticas dos años más tarde.

A comienzos del siglo XX participa un poco de la actividad política, pero a causa de su inestabilidad económica y de que es reacio a aceptar un cargo político, ya que criticaba duramente a quienes vivían a expensas de los impuestos de la gente, no lo hace con mucho entusiasmo.

Al final de su vida, el Congreso Nacional Argentino le otorgó una pensión vitalicia para que se pudiera dedicar de lleno a su actividad como poeta. Sin embargo no pudo gozar de ella; el 28 de febrero de 1917 falleció en La Plata (Buenos Aires), a la edad de 62 años.

Publicaciones

Palacios publicó algunas obras con distintos seudónimos pero el que más se popularizó fue el de Almafuerte. Entre otras:

  • Lamentaciones, (1906).
  • Siete sonetos medicinales, (1907).
  • Evangélicas, (1915).
  • Poesías, (1916).
  • Poesías Completas, (1917).
  • Nuevas Poesías, (1918).
  • Milongas clásicas, sonetos medicinales y Dios te salve. Discursos, (1919).
  • La inmortal.
  • El misionero, (1911).
  • Trémolo.
  • Cantar de los cantares.
  • La sombra de la patria.