Parque Nacional El Rey - Salta
 
>
 
Búsqueda personalizada
 
 
Geografía
   Argentina
   Parques
   Provincia
   Los Barrios
 
 
Parque Nacional El Rey
Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

 

Parque Nacional El Rey

 

Este parque se encuentra en el centro norte de la provincia de Salta, en el departamento  Anta. La distancia para llegar es desde Salta 200 km , desde Lumbreras 90 km .

 

 

Este parque fue creado en 1948, por medio del Decreto No.18.800, posee una siperficie de 44.162 ha , y esta ubicado en el centro norte de la provincia de Salta, Dpto. Anta.

 

 

Antes de convertirse en el primer Parque Nacional que amparase la Yunga o Selva Tucumano-oranense, el Rey era una estancia (la famosa Finca El Rey) como muchas otras de la región.

Estaba consagrada a la ganadería, a la que le seguía en importancia una agricultura de subsistencia y una extracción forestal ligada a las necesidades ganaderas. Su organización correspondía en gran medida a un sistema feudal, como todos los grandes establecimientos de la época.

Según la tradición local, la finca era célebre por la calidad de sus caballos. Pero su mayor trascendencia proviene del terreno literario, ya que el célebre poeta salteño, Juan Carlos Dávalos se inspiró en su naturaleza y sus hombres para escribir algunos de sus mejores cuentos.

El fruto de su aguda observación se aprecia en los relatos que integran "Los Gauchos", una obra antológica. Por la merced o concesión que le fuera otorgada en 1767 al Coronel Juan Adrián Fernández la autoridad colonial, la estancia fue administrada por sus descendientes hasta 1926, momento en que debió ser vendida por problemas económicos.

Veintidós años más tarde, el Estado Nacional adquiría las tierras para establecer un Parque Nacional.

 

 

Administración de Parques Nacionales

 

 

Amparar un amplio valle con muestras representativas de la Yunga ubicada en las laderas y cerros y ambientes del Chaco semiárido ocupando las zonas bajas.

 

 

  • Desde Salta 200 km
  • Desde Lumbreras 90 km .

 

 

Yunga o Selva Tucumano-Oranense

 

 

El Parque se encuentra enclavado en un amplio valle  , en forma de herradura, enmarcada por las altas serranías de la Cresta de Gallo en el poniente, y por la Sierra del Piquete al naciente, estando ubicada su entrada en una reducida abra, ubicada en la parte Sur.

A las cumbres aludidas, que constituyen los límites naturales del Parque, se asciende gradualmente desde el interior, aunque hacia el exterior los cerros caen abruptamente, con escalones de hasta 200 metros de altura.

El valle presidido ayer por el casco de la finca y hoy por la Intendencia   y la abandonada Hostería, está salpicado en toda su extensión de lomadas menores y más bajas, que lo hacen muy quebrado y de difícil tránsito, por estar totalmente cubiertos de bosques.

En la entrada, siguiendo el camino de acceso, se aprecia un tipo especial de vegetación, con Algarrobos, Cebiles, Guayacanes, Sombra de Toro, Tala y algunos Quebrachos de la Sierra , que alternan con lugares abiertos ocupados por pastizales.

Este tipo de bosque contrasta con el resto de la vegetación que ocupa las laderas vecinas, y forma una zona de contacto o transición entre la vegetación chaqueña y la Yunga. A medida que se va subiendo por los faldeos, empieza a manifestarse la verdadera selva nublada o Yunga  . El paisaje a veces inmerso entre las nubes , crea un ambiente fascinante y mágico. Enormes árboles centenarios, como Cedros, Horco Molles y Laureles de la Falda , permanecen casi totalmente cubiertos de lianas, enredaderas y epífitas .

Si continúa la ascensión, atravesaremos la Selva de Mirtáceas , hasta dejar atrás la exuberante vegetación y llegar a un paisaje abierto, dominado por pocas especies de árboles. Son los Bosques Montanos, donde los Alisos, el Pino del Cerro y la Queñoa forman bosques casi puros. Después hallaremos los prados de altura, por sobre los cuales vuelan los Cóndores Andinos. Ya en las cimas, el anfiteatro que forma el valle del Parque puede dominarse con la vista en toda su extensión.

 

 

Este Parque cuenta con una muy buena oferta de recorridas y senderos, además de dos áreas de camping libre habilitados: una en el Río Popayán y otra en las cercanías de la Intendencia   . Es un destino ideal para la observación de fauna silvestre en general y de aves en particular, siendo los meses de mayo a noviembre la mejor época para visitarlo.

Los animales más confiados, como las Chuñas de Patas Rojas  , Zorros de Monte, Pavas y Charatas, se acercan a los visitantes a la espera de algún alimento. Sendas de distinta longitud y grado de dificultad hacen a este Parque especialmente apto para los amantes del treeking  . Las recorridas más recomendadas son: - Laguna de los Patitos  : ubicada a 1,5 km de la Intendencia , sobre el camino de acceso, constituye un ambiente ideal para la observación de aves acuáticas. - Río Popayán  : ubicado a 10 km de la Intendencia , se accede a través de un camino de ripio  transitable para vehículos  .

Recorre en sus primeros tramos el bosque chaqueño de llanura, encontrando, a medida que nos acercamos al río, pequeñas serranías con Selva Basal  . Ya sobre el Popayán  veremos la densa selva  que cubre sus barrancas, las enorme rocas que arrastran las crecientes y extensas playas pedregosas  . - Pozo Verde  : el camino posee 12 km de longitud. En sus primer tramo es transitable para vehículos  , debiendo luego seguir a pie  .

Se cruzarán arroyos en un imponente marco selvático  , pasando por un bosque de gigantescos Laureles, hasta llegar a la pequeña laguna de Pozo Verde  , en cuyas orillas se encuentran unas extrañas rocas, llenas de cavidades, que semejan meteoritos. Si se continúa la ascención, luego de 4 km desde Pozo Verde, se llega al Cerro Chañar, recorriendo la Selva de Mirtáceas, los bosques de Pino del Cerro y los pastizales de altura. - Campo Santa Elena y Cascada de los Lobitos  : se llega a través de un camino consolidado, apto para vehículos, de unos 4 km de longitud. Podrá observar un típico ambiente de transición entre el Chaco y las Yungas. La Cascada   es un lugar ideal para buscar huellas de animales silvestres en el barro.

 
 
       

¿Quienes somos?

Condiciones de uso

Publicidad

Privacidad de la informacion