Antecedentes de la campaña de Belgrano al Paraguay

El 27 y 29 de mayo, la nueva Junta y el Cabildo de Buenos Aires dirigieron comunicaciones a "los pueblos", es decir, las ciudades y villas del virreinato, en las que expusieron los motivos de la deposición del virrey y solicitaron el reconocimiento de su autoridad provisional y el envío de diputados para integrar posteriormente un gobierno con representación de todas las provincias, para realizar eso encabezo misiones al Alto Peru y al Paraguay

Antecedentes

La Junta sabía que las provincias más ricas no iban a reconocer su supremacía sobre ellas, es decir, aceptar que se mantuviera el estatus de colonias de segundo grado en "beneficio del bloque comercial porteño".

En Asunción del Paraguay existía una fuerte reacción contra la Revolución de Mayo, encabezada por el gobernador Bernardo de Velazco, quien había reconocido la legitimidad del Consejo de Regencia de la Península. 

Para auxiliar al movimiento revolucionario y vencer la resistencia realista del Paraguay, la Primera Junta encomendó una misión con un ciudadano paraguayo que se encontraba en Buenos Aires José de Espínola y Peña que llevaría cartas credenciales y información sobre la revolución del 25 de mayo.