Ubicación
Relieve
Clima
Fauna
Flora
Economía
Historia
Historia
   
Leyendas sobre Malvinas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Durante el apogeo de la civilización griega clásica apareció la denominación ártico para denotar al polo Norte, porque sobre él se, ubicaba una estrella llamada Polar, adjudicada a la constelación de la Osa Menor (arktos es el nombre griego que significa "oso"). Desde entonces, al otro extremo del mundo se lo denomina- "antártico",que significa "anti-ártico". La idea de la existencia de un continente antártico parece ser muy anterior a su descubrimiento una leyenda de los indios aush de Tierra del Fuego, ya extinguidos, cuenta que los primeros pobladores de las islas migraron hacia el sur, a través de los archipiélagos, hasta llegar a la " tierra de los hielos". otra leyenda, ésta de los pueblos maoríes de Nueva Zelanda, dice que un navegante de la tribu llegó en su canoa hasta un sitio donde flotaba en el mar una sustancia blanca y fría que lo obligó a retroceder.
 

Primeros avistamientos

 
Muchos navegantes españoles y británicos exploraron las aguas del mar Antártico debe mediados del siglo XVIII. Primero los navegantes españoles y luego los enviados desde el Río de la Plata, como el almirante Guillermo Browm, llegaron sucesivamente al sur, aproximándose al continente Antártico y descubriendo numerosas islas Las Georgías del Sur fueron avistadas por el español Gregorio Jerez en 1756. En 1775, el inglés James Cook descubrió el archipiélago de las Sandwich del sur, y en 1819 el español Rosendo Porlier naufragó en las costas de las islas Shetland del Sur. El argentino Luis Piedrabuena llegó en 1867 a la isla Adelaida, al oeste de la Península Antártica.
 

Los pioneros

 
El explorador noruego Roald Amundsen, utilizando los conocimientos de los esquimales del Ártico, se aventuró por el continente antártico con cuatro trineos tirados por perros. Después de recorrer más de 1000 kilómetros de hielo, Amundsen, en compañía de cuatro expedicionarios, plantó la bandera noruega en el polo sur el 14 de diciembre- de 1911 .
 

Viaje sin regreso

 
A fines de 1911 otra expedición estaba en camino del polo sur, la del capitán inglés Robet Scott. Éste alcanzo la meta el 18 de enero de 1912, pero descubrió que no había sido el primero. Allí encontró una carpa dejada por Amundsen y la triunfal bandera noruega. El regreso fue trágico. Scott y sus hombres murieron a causa del hambre y eI frío.
 
Hombres bajo cero
 

La conquista de los polos exigió grandes sacrificios y cobro muchas vidas. El propio Amundsen, que sobrevivio al polo Sur, encontró la muerte en el polo Norte en 1928. Pero hazañas como la suya, la de Scott y las de muchos otros exploradores, abrieron eI camino hacia la Antártida a todos los científicos e investigadores que les siguieron después.

 

 

Presencia Argentina en el siglo XX

 
En 1902 llegó una expedición escocesa a las Orcadas y, dos años después el gobierno argentino adquirió las instalaciones dejadas por esa expedición, iniciando así la primera ocupación permanente por el hombre en tierras antárticas. La ocupación de la base se concreto a partir del 22 de febrero de 1904, y desde entonces la bandera Argentina flamea en la isla Laurie del archipiélago de las Orcadas. Todos los años, en esa fecha, se conmemora el día de la Antártida Argentina. Posteriormente, sucesivas expediciones argentinas exploraron la península Antártica, instalando bases y estaciones. En 1958, el glaciólogo Mario Giovinetto se convirtió en el primer argentino que llegó, por vía aérea, a la base Amundsen-Scott, en el polo sur.
 

Por tierra

 

El 26 de octubre de 1965, el coronel Jorge, Leal y 14 hombres partieron desde la base General Belgrano hacia el polo Sur. Equipados con trineos y seis tractores ortiga, los expedicionarios recorrieron 1.100 kilómetros de constantes peligros y soportaron temperaturas de hasta 40º bajo cero. La misión fue un éxito, y el 10 diciembre de 1965 la bandera Argentina flameó en el polo sur.

 
Preservación del medio ambiente
 
El Tratado Antártico
 

En 1961 entró en vigencia el Tratado Antártico, cuyos firmantes fueron la Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Sudáfrica Reino unido, los Estados Unidos y la Unión Soviética. En este tratado, dichas naciones comunican sus pretensiones de soberanía sobre los distintos sectores del continente, pero además se define claramente la cuestión de los recursos naturales. Los países pueden instalar base sólo para realizar investigaciones científicas. Ningún recurso puede ser explotado y los resultados de las investigaciones deben darse a conocer. se debe evitar la contaminación y se prohíbe la presencia de armas, desechos nucleares y experimentos radiactivos. Todas estas medidas apuntan a la preservación de los ecosistemas antárticos. Actualmente se realiza una gran cantidad de investigaciones en el subsuelo antártico para evaluar sus recursos mineros y si existen cuencas petrolíferas. En caso de hallarse, no podrán ser explotadas.

 
Presencia internacional
 
Nuestro país. tiene nueve bases, seis de las cuales están ocupadas en forma permanente, y tres sólo se habitan durante la época estival. Las bases instaladas solo pueden destinarse a investigaciones científicas, y de acuerdo con el Tratado Antártico las soberanías de los distintos países sobre el continente y las islas cercanas no son definitivas. Sólo se trata de pretensiones El sector Argentino es pretendido también por Chile y Gran Bretaña. Y del mismo modo que la Argentina posee bases en dicho sector, esos países tienen las propias en la misma zona.
 

Las bases argentinas en Ia Antártida

 

Las seis bases argentinas permanentes son:

 
  • Orcadas, en la isal Laurie inaugurada en 1904 que es la mas antigua;

  • San Martín, en bahía Margarita inaugurada en 1951 y reactivada en 1976;

  • Marambio, sobre el mar de Weddell, inaugurada en 1969

  • Belgrano II a en la Tierra de Coats que reemplazó en 1979 a la Base General Be1grano, abandonada por deterioros sufridos por la presión del hielo donde se hallaba.

  • Esperanza, en el extremo norte de la península habilitada en 1952 y convertida en establecimiento permanente en 1977;

  • Jubany, en la isla 25 de Mayo La Argentina cuenta además con otras bases y destacamentos actualmente inactivos o utilizados sólo en parte, como Decepción, Teniente Cámara y Primavera.

  •  

    Los habitantes de las bases

     

    La Dirección Nacional del Antártico es el organismo que coordina todo lo concerniente a la dotación de las bases antárticas. Trabaja juntamente con el instituto Antártico Argentino y las Fuerzas Armadas, los cuales realizan los traslados de personal y mantenimiento de las bases.

    El personal tiene que reunir ciertos requisitos y pasar por determinadas pruebas físicas y psíquicas para poder enfrentar la vida en aquellas zonas inhóspitas. Para el personal de las Fuerzas Armadas, la Antártida es un destino voluntario. muchos soldados realizan prácticas en la nieve de la cordillera de Ios Andes. Lo mismo ocurre con los científicos que deciden ir. Todo el personal debe gozar de buena salud, ya que se deben evitar situaciones de riesgo en los bases. Estas personas deben estar preparadas para pasar meses enteros en las viviendas antárticas, sin poder salir al exterior. La convivencia puede ser muy difícil en esas condiciones de aislamiento.

     

    La vida en una base

     
     

    Algunas bases permanentes están preparadas para albergar a familias enteras. Los hombres del Ejército Argentino se encargan de las tareas de mantenimiento e infraestructura, además de realizar complejas mediciones de acuerdo con un programa de actividades científicas. su esposas, por otra parte, desempeñan otras tareas. Son maestras, enfermeras etc. También hay hombres y mujeres científicos. Los contingentes se preparan para vivir un año en la base, donde los hijos de los matrimonios continúan sus estudios dado que funciona allí una escuela primaria. Las actividades comienzan a las 9 de la mañana, cuando las familias parten al trabajo o a la escuela. Terminada la jornada, pueden mirar televisión o escuchar la radio, dado que hasta allí llegan (sólo en algunas bases) ATC y Radio Nacional; también pueden leer o entretenerse con algún juego, como el ajedrez. las reservas de alimentos son provistas en cantidad suficiente para pasar todo el año y, siguiendo los términos del Tratado Antártico, la basura debe retirarse , del continente en contenedores. Para evitar la contaminación se procesa la salida de cloacas. En el invierno deben soportar temperaturas de 30º bajo cero, y la luz diurna natural sólo dura cuatro horas.

       

    Te pagan por sólo ver publicidad por unos segundos

    $u $u $u ENTRAS ; TE SUSCRIBIS CON UN USUARIO Y UNA CLAVE ; VES LAS PUBLICIDADES Y TE PAGAN $u $u $u

    PROBALO, YO YA HE COBRADO VARIAS VECES

    Hacé clic aquí: BUX.TO

     

    ¿Quienes somos?

    Condiciones de uso

    Publicidad

    Privacidad de la informacion