Biografias de letra M
Mac Kay Luis Rafael Mac Loughlin Eduardo Francisco Macaire De Bacle Andrea Paulina Machain José Ildefonso Madariaga José Joaquin Gregorio Madariaga Juan Madero Eduardo Madero Francisco Bernabé Magaldi Agustin Magallanes Fernando De Maggi Juan Eugenio Magnasco Osvaldo Maizani Azucena Majó Víctor Jaime Malabia José Severo Feliciano Malbrán Carlos Gregorio Malek Gustavo Mallea Eduardo Mann Horace Mann Mary Tyler Peabody De Manrique Francisco Mansilla Lucio Norberto Mansilla Lucio Victorio Manso De Noronha Juana Mantovani Juan Manzi Homero Maradona Esteban Laureano Marcó Celestino I. Marcó Del Pont Francisco Marechal Leopoldo Marrone José Marshall Nini Martín Juan A. Martín Juan B. Martínez Enrique Martínez Enrique Santiago Del Carmen Martínez Achával Rodolfo Pastor Martínez De Hoz José Alfredo Martínez De Hoz José Alfredo (padre) Martínez De Hoz José Toribio Martínez De Irala Domingo Martínez De Perón María Estela Martínez Estrada Ezequiel Martínez Zuviría Gustavo Adolfo Mascardi Nicolas Maschwitz Carlos Mason Diego Isidro Massini Ezcurra Cosme Matheu Domingo Bartolomé Matienzo Benjamin Matienzo José Nicolás Maure José Antonio Maza Juan Agustín Maza Manuel Vicente Maza Ramón Mazar Barnett José Mazza Salvador Mármol José Márquez Carlos Domingo Méndez Delfino Eustaquio Méndez San Martín Armando Medrano Pedro Melián José Melo Leopoldo Membrives Lola Mendé Raúl Antonio Mentasti Atilio Mentasti Ángel Mercader Martha Evelina Mercante Domingo Mercante Victor Mercier Alberto Merello Tita Meyer Pellegrini Carlos Ernesto Midón Hugo Mieli Aldo Migone Raúl Carlos Mihura Emilio Miller William Milstein César Miranda Francisco De Mitre Bartolomé Mitre Emilio Mitre Y Vedia Emilio Edelmiro Moldes José Molina Víctor Manuel Molina Campos Florencio Molinari Ricardo Molinas Nicanor Mondelli Emilio Monteagudo Bernardo José Montes Graciela Montes Oscar Antonio Montes De Oca Manuel Augusto Montes De Oca Manuel Augusto Monvoisin Raymond Monzon Carlos Mor Roig Arturo Mora Dolores "Lola" Moreau De Justo Alcia Morel Carlos Moreno Francisco Pascasio Moreno José María Moreno Julio Moreno Manuel Moreno Mariano Moreno Mariano Moreno Zully Morixe Horacio Morris William Case Mosconi Enrique Carlos Alberto Moyano Manuel Moyano Llerena Carlos María Muñiz Carlos Manuel Muñiz Francisco Javier Mugica Adolfo Mugica Carlos Mugica (padre) Adolfo Muiño Enrique Mujica Láinez Manuel Murature José Luis Muzzilli Carolina

Armando Méndez San Martín

Armando Méndez San Martín fue un médico y político argentino que ejerció como ministro de Educación de su país entre 1950 y 1955 bajo la presidencia de Juan Domingo Perón.
Armando Méndez San Martín
Armando Méndez San Martín

Biografía

Hijo de Manuel Méndez y Eugenia de San Martín, estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, de la que egresó en 1932. Fue docente en la misma facultad. 

Adhirió al peronismo desde su formación, y el 6 de septiembre de 1946 fue nombrado interventor en la Sociedad de Beneficencia. Cuando, en 1948, ésta se transformó en la Dirección de Asistencia Social, dependiente de la Secretaría de Trabajo y Previsión, fue su primer director. Eso lo acercó a la Fundación Eva Perón, que al ser formalmente fundada, el 8 de julio de 1948, lo tuvo como su primer director general. Su contacto directo con la primera dama, Eva Perón, le permitió ascender rápidamente en su carrera política, y en 1949 fue parte de la Convención Constituyente nacional. 

El 21 de junio de 1950 fue nombrado ministro de Educación de la Nación. Si bien ya se habían comenzado a utilizar, bajo su ministerio se generalizaron los libros de texto que adoctrinaban a los estudiantes en la doctrina peronista y la lealtad a Perón y Evita, incluso desde los primeros años. Tras la muerte de Eva Perón, promovió una ley por la que se establecía a La razón de mi vida —una autobiografía política de la primera dama— como libro de texto obligatorio en todos los niveles de la enseñanza.

Pretendiendo extender el sistema de organización política del peronismo a la educación universitaria y la secundaria, fundó en 1951 la Confederación General Universitaria, que compitió sin demasiado éxito a la Federación Universitaria Argentina.  En 1953 fundó la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), con dos ramas: masculina y femenina, que contaban con centros de actividades y campos de deportes; el de las chicas incluía instalaciones de la Residencia presidencial de Olivos.

Decidido a centralizar toda la educación en el gobierno central, en 1954 promovió la ley 14.297, que ponía las universidades nacionales directamente en dependencia de su ministerio. Esto terminó de enfurecer a la oposición estudiantil, que había hecho de la autonomía universitaria obtenida a partir de la Reforma Universitaria de 1918 una de sus banderas políticas más preciadas.

En agosto de 1954 ejerció también como ministro interino de Transportes de la Nación.

Los rumores sobre las relaciones entre Perón y una de las estudiantes de la UES, Nelly Rivas, y la fundación del Partido Demócrata Cristiano en 1954 generaron un enfrentamiento larvado entre parte de la Iglesia católica y el peronismo; el ministro Méndez San Martín, en su particular forma de comunicarse con el presidente —que ha sido calificada de muy obsecuente— azuzó el descontento del presidente Perón, que inició una serie de enfrentamientos menores a partir del discurso del 17 de octubre de ese año. La intolerancia de ambos bandos llevó a un enfrentamiento directo; varias fuentes afirman que Méndez San Martín y otros ministros anticlericales, como Ángel Borlenghi, convencieron a Perón de escalar el conflicto, que incluyó la pérdida de muchos privilegios y concesiones que el Estado había otorgado históricamente a la Iglesia, como la prohibición del divorcio, el uso de los espacios públicos para ceremonias religiosas, la educación religiosa en las escuelas —al parecer, lo que más molestaba al ministro de Educación— y la lucha contra la prostitución. Méndez San Martín fue uno de los autores de las leyes que suprimían la dirección de educación privada y la que restablecía los prostíbulos. 

El enfrentamiento con la Iglesia católica fue aprovechado por todos los sectores opositores, y fue una de las causas del bombardeo de Plaza de Mayo de junio de 1955. El criminal atentado convenció a Perón de la necesidad de hacer cambios profundos en su gobierno, entre los cuales estuvo el reemplazo de varios ministros, entre ellos Méndez San Martín, que dejó su cargo el 29 de junio de 1955. No obstante estos cambios, Perón sería derrocado en septiembre del mismo año.

Tras pasar algunos meses en prisión, debió exiliarse en diferentes embajadas para posteriormente poder salir del País. Durante el exilio de Perón en Venezuela fue uno de sus numerosos visitantes. 

Falleció en San Pablo en 1958 casi en la indigencia.