Dominga Mercedes Rozas Rosas

Hermana de Juan Manuel de Rosas, nacida en Buenos Aires en 1810. Su nombre ha trascendido, no sólo por su parentesco con Rosas, sino por haber cultivado las letras, lo mismo que su sobrina Eduarda Mansilla de García.
Dominga Mercedes Rozas Rosas
Dominga Mercedes Rozas Rosas

Biografía

Dominga Mercedes Rosas, hermana de don Juan Manuel, nació en Buenos Aires en 1810, y el 3 de abril de 1834 casó con el doctor Miguel Rivera, en la iglesia de San Ignacio, actuando como testigos don León Ortiz de Rozas y doña Agustina López Osornio de Rozas.

Su marido el doctor Miguel de Rivera, descendiente de los incas del Perú y destacado médico que había realizado estudios en París con el doctor Dupuytren. Durante las temporadas que pasaban en la estancia de La Ensenada, Mercedes se entregaba a la lectura y a la escritura, influida por la literatura romántica de la época.

Fue una mujer de vasta cultura, lectora de grandes poetas y novelistas. Se le atribuye la novela María de Montiel, que lleva la firma de M. Sasor, anagrama de su nombre, y que fue publicada en 1861  en la imprenta La Revista

La obra contiene recuerdos de juventud vividos antes de 1830. Un ejemplar, que puede verse en la Biblioteca Nacional, tiene la siguiente dedicatoria impresa: "Doctor Luis J. De la Peña: me permito dedicarle la novela que publico; es mi primer ensayo; su mérito es muy poco, lo confieso; no está exenta de faltas, pero no temo que sea un juez demasiado severo y que aceptará mi humilde trabajo".

Lucio V. Mansilla, al referirse al doctor Rivera y a su tía, escribe lo siguiente: 

"Era mi tío de origen boliviano, descendiente del malhadado Atahualpa, muy moreno; su hermana Marcelina, ídem; y mi tía blanca y rubia, muy hermosa, lado por el que no brillaba la cuñada, asaz gorda". 

Vivían en una casa de alto, sita en las actuales Alsina y Tacuarí, propiedad de don León y de doña Agustina. 

Su salón fue centro de sociabilidad, sostenido por la simpatía de la dueña, que en el círculo íntimo daba a conocer sus composiciones poéticas. En Amalia, José Marmol traza un retrato satírico de esta hermana de Rosas y se burla despiadadamente de sus veleidades de escritora. Después de la caída del hermano, continuó viviendo en Buenos Aires.

Mercedes Rozas de Rivera murió repentinamente el 20 de mayo de 1870.