Biografias de letra G
Gaboto Sebastián Gache Pirán Belisario Gaito Constantino Vicente Gallardo Ángel Gallardo Sara Gallo María Rosa Gallo Mario Gallo Nicolás Vicente Gallo Pedro León Díaz Gallo Santiago Gallo Vicente Carmelo Galtieri Leopoldo Fortunato Galván Elías Gandulfo Petrona Carrizo De García Francisco Lucio García Juan Agustín García Enrique B. García Buhr Arturo García Del Molino Fernando García Mérou Martín García Velloso Enrique Gardel Carlos Garro Juan M Garzón Eugenio Gascón Esteban Agustín Gatica José María Gálvez José Gálvez Juan Gálvez Manuel Gálvez Oscar Alfredo Gómez Indalecio Gómez José Valentín Gómez Julio Arnaldo Gómez Ramón Gómez Morales Alfredo Güemes María Magdalena Dámasa (Macacha) Güemes Martín Miguel De Güiraldes Ricardo Gelly Y Obes Juan Andrés Gelly Y Obes Carlos María Gelman Juan Gerchunoff Alberto Giavarini Alejandro Bautista Gilbert Alberto Ginastera Alberto Evaristo Girondo Oliverio Gnavi Pedro Alberto José Godoy Enrique Godoy Cruz Tomás González Lucas González Severo González Elpidio González Joaquín Víctor González Balcarce Antonio González Balcarce Diego González Balcarce Marcos Gorostiaga José Benjamín Gorostiza Carlos Gorriti José Ignacio De Gorriti Juan Ignacio Gorriti Juana Manuela Gotelli Luis María Gould Benjamin A Goyena Miguel Goyena Pedro Goyeneche Roberto Grierson Cecilia Groppo Pedro Juan Groussac Paul Gudiño Kieffer Eduardo Guerrero María Guevara De La Serna Erenestro (Che) Guido Beatriz Guido Jose María Guido Rufino Guido Tomas Guido Y Spano Carlos Gurruchaga Francisco Gutiérrez Eduardo Gutiérrez José María Gutierrez Juan María Gutierrez Ricardo Guzzetti César Augusto

Diego González Balcarce

Diego González Balcarce Militar argentino (1784-1816), hermano de Antonio y, como él, hecho prisionero por los ingleses en Montevideo (1807). A su regreso participó en las campañas de Manuel Belgrano al Paraguay y al Alto Perú, con el grado de capitán.

Sus inicios

Diego Balcarce era el hijo de un oficial del regimiento de Blandengues, el coronel catalán Francisco González Balcarce Lat, oriundo de Barcelona, y la porteña Victoria Damasia Martínez Fontes Bustamante, y el hermano menor de los Balcarce: Juan Ramón, Antonio, Marcos, Lucas, José, y Francisco. Curiosamente, el único de los hermanos Balcarce que suele ser citado con el apellido completo de González Balcarce es Antonio; todos los demás son generalmente conocidos con el apellido Balcarce.

Diego se incorporó muy joven al cuerpo de Blandengues, caballería armada de lanza destinada a la lucha contra los indígenas.

Combatió durante las Invasiones Inglesas al Virreinato del Río de la Plata y en 1807 fue tomado prisionero junto con su hermano Marcos, y llevados a Inglaterra.

Cuando Gran Bretaña se alió a España para combatir a Napoleón, fue llevado con su hermano a la península ibérica a unirse al ejército, manteniendo los grados de oficiales que tenían en el Río de la Plata. Su hermano Antonio pidió autorización para dejar su puesto en Montevideo y marchar a España a combatir con sus hermanos. Mientras estuvieron en Europa, lucharon al lado de José de San Martín. Diego llegó al grado de teniente coronel en la Península.

Campaña al Paraguay

De regreso en Buenos Aires, Diego Balcarce se encontró con el estallido de la Revolución de Mayo y mientras su hermano Antonio marchaba con la Primera expedición auxiliadora al Alto Perúcomo segundo oficial de Francisco Ortiz de Ocampo, él se dirigió al Paraguay a las órdenes de Manuel Belgrano y combatió en las batallas de Campichuelo, Paraguarí y Tacuarí.



Segunda y Tercera Campaña al Alto Perú

Luego de esa expedición, se unió al Ejército del Norte en la Segunda expedición auxiliadora al Alto Perú, ahora acompañado de sus hermanos Juan Ramón y Marcos. En la batalla de Tucumánestuvo a cargo del "Regimiento de Caballería de Línea del Perú", luego rebautizado como "Dragones del Perú". Fue ascendido a coronel y comandó esa unidad durante el resto de la campaña. Su división fue el único cuerpo de caballería en sobrevivir relativamente intacto a la batalla de Ayohuma, luego de que los otros se disolvieran por falta de tropas, aunque de todas formas, estaban diezmados y necesitaban rearmase.

Participó también en la Tercera expedición auxiliadora al Alto Perú y combatió en la batalla de Venta y Media, luego de la cual reemplazó a Martín Rodríguez como comandante de toda el arma de caballería del Ejército del Norte. En la batalla de Sipe Sipe (1815), en 1815, su regimiento fue arrastrado lejos del campo de batalla y dispersado; muy enfermo, el coronel no logró reunirlos nuevamente, con lo que la mayor parte del regimiento desapareció. Tras permanecer oculto varios días, sus soldados lo llevaron a Tucumán en una camilla. Nunca se restableció realmente de su enfermedad. Su antigua unidad, los "Dragones del Perú", muy disminuidos, fueron fusionados con los "Dragones de la Patria" para formar los "Dragones de la Nación".

Debió ser trasladado a Tucumán, gravemente enfermo, y a pesar de los esfuerzos que se hicieron para salvarle la vida murió el 22 de agosto de 1816, siendo aún muy joven.