Biografias de letra A
Abalos José Domingo Abramo Fernando Acevedo Manuel Antonio Acevedo Díaz Eduardo Acha Mariano Achaval Rodriguez Trístan Achega Domingo Victorio Acosta Emar Acosta Jorge Acosta Mariano Acuña Mariano Adrogué Carlos Adrogué Esteban Agüero José Eusebio Agüero Pedro José Agüero Julián Segundo De Agosti Orlando Ramón Agote Luis Agote Pedro Agrelo Pedro José Aguado Alejandro María Aguilar Victoriano Aguirre Francisco De Aguirre José María Aguirre Julían Aguirre Rafael María Aguirre Lejarrota Manuel Hermenegildo Aira César Albariños Domingo Albarracín Juan Crisóstomo Alberdi Juan Bautista Alberti Manuel Maximiano Alcorta Amancio (hijo) Alcorta Amancio (padre) Aldao Carlos Aldao Francisco Aldao José Felix Alem Leandro N Alemann Roberto Teodoro Alemán Pablo Alende Oscar Alfonsín Raul Ricardo Allaria Angel Pacífico Allende Faustino Almagro Juan María De Alonso Carlos Alonso Norberto Alsina Adolfo Alsina Valentín Alsogaray Álvaro Alsogaray Maria Julia Alvarado Rudecindo Alvarez Carlos Alvarez Donato Alvarez Jonte Antonio Alvear Emilio Marcelo De Alvear Carlos María de Alvear Marcelo Torcuato de Alvear Torcuato De Alves De Lima E Silva Luis (Duque De Caxias) Ambrosetti Juan Bautista Ameghino Florentino Amenábar José De Amura Claudia Anadón Lorenzo Anchorena Tomás Severino De Anchorena Nicolás De Anchorena Tomás Manuel De Anchoris Ramón Eduardo De Anderson Imbert Enrique Andrada Jacinto Aneiros León Federico Aramburu Pedro Eugenio Arana Felipe Arata Luis Aráoz Pedro Miguel Aráoz De Lamadrid Gregorio Arce José Ares De Vildoza Eulalia Argerich Cosme Mariano Argerich Manuel Gregorio Argerich Martha Arias José Inocencio Arias Manuel Eduardo Arias Tomás Arlt Roberto Arredondo Nicolás Antonio De Arroyo Manuel Andrés Artigas José Gervasio Ascasubi Hilario Astigueta (padre) José Mariano Avellaneda Marco Avellaneda Marco Aurelio Avellaneda Nicolas Avilés Y Del Fierro Gabriel Ayala Fernado Ayolas Juan De Azcuenaga Miguel De Azopardo Juan Bautista Azurduy De Padilla Juana Ábalos José Benjamín Álvarez Juan Álvarez (Fray Mocho) José Sixto Álvarez Condarco José Antonio Álvarez De Arenales José Ildefonso Álvarez De Arenales Juan Antonio Álvarez De Toledo Federico Álvarez Thomas Ignacio Soriano de Arévalo Domingo

Gabriel Avilés Y Del Fierro

Militar y político español (1730-1810). Fue gobernador de Chile desde 1796 hasta 1799, virrey del Río de la Plata entre 1799 y 1801 y del Perú, entre 1801 y 1806. En Buenos Aires, durante su administración, se publicó el primer periódico argentino, con el título de Telégrafo Mercantil rural, político, económico e historiográfico del Río de la Plata.
Gabriel Avilés Y Del Fierro
Gabriel Avilés Y Del Fierro

Militar en Perú

En 1768, con el grado de sargento mayor, fue destinado a Perú. En 1771 se le designó sub-inspector para la instrucción de las milicias de caballería, aunque en la práctica actuaba como director de las tropas. En 1776 obtuvo por Real Orden el grado de coronel.

Desde 1780 participó en la represión de las sublevaciones encabezadas por José Gabriel y Diego Túpac Amaru. Siendo comandante de Cuzco resistió a los ataques del primero y lo derrotó en varios enfrentamientos importantes. Más tarde, al mando del cuerpo de reserva, participó en la expedición del general José del Valle contra los rebeldes. En el Cuzco, se casó con la viuda del marqués de Santa Rosa, Mercedes del Risco y Ciudad (1782), de quien se decía era persona en extremo piadosa.

En 1785 heredó de sus hermanos el título de Marqués de Avilés, concedido veinticuatro años antes al entonces intendente de Zaragoza, su padre, el brigadier José de Avilés. En 1787 fue nombrado gobernador del presidio y plaza fuerte del Callao. Permaneció en Perú hasta 1796, un año después de haber alcanzado el grado de teniente general.

Gobernador del Reino de Chile

En 1796 Avilés ocupó el cargo de Reino de Chile o Capitán General (Gobernador) de Chile y Presidente de su Real Audiencia, reemplazando en el cargo a Ambrosio O'Higgins, quien había sido nombrado virrey del Perú.

Durante su gobierno realizó diversas labores de gestión pública en Santiago de Chile relacionadas con la seguridad, limpieza, ornato, construcción, servicios públicos, y caridad: Adelantamiento de los tajamares del río Mapocho; empedrado de calles; instalación de alumbrado público por medio de faroles de vidrio colgados en pescantes de hierro ubicados en las principales cuadras; provisión de alojamientos para desvalidos (p.ej. Hospital San Juan de Dios). También en la capital, instauró el Tribunal del Consulado, el cual asumió las funciones de juez de las causas comerciales e industriales, siendo su primer síndico el abogado Manuel de Salas.

Recorrió otros lugares de Chile, donde también mandó ejecutar trabajos similares a los de la capital, como la construcción de varias iglesias.

Escudo de armas de Gabriel de Avilés y del Fierro, IV Marqués de Avilés, que utilizó como virrey del Río de la Plata.


Virrey del Río de la Plata

En 1799 Avilés marchó a Buenos Aires como Virrey del Río de la Plata. Desde su puesto fomentó el desarrollo de las poblaciones fronterizas con los indígenas; suprimió las encomiendas de guaraníes, a los que liberó y entregó la propiedad de las tierras; organizó expediciones a las salinas para la obtención de sal; creó la Escuela de Náutica; y promovió la publicación del Telégrafo Mercantil, primer periódico de Buenos Aires.

El 20 de junio de 1800 fue nombrado Virrey del Perú por el rey Carlos IV, por fallecimiento de O'Higgins, aunque no ocupó el cargo hasta el año siguiente.

Virrey del Perú

En esta segunda etapa en Perú, Avilés residió como virrey, en la ciudad capital Lima. Dedicaba gran parte de su tiempo a asuntos religiosos, por lo que era conocido popularmente como el "virrey devoto". Contrajo matrimonio con la dama limeña Mercedes Risco y Ciudad, apodada "la santa virreina", junto a la que sufragó diversas obras de caridad, como el hospital del Refugio para mujeres.

Su labor al frente del gobierno fue semejante a la de sus dos anteriores destinos. Durante el mismo se creó mediante Real Cédula la gobernación de Maynas, 15 de julio de 1802, y se incorporó Guayaquil al virreinato.

Tras cesar en el cargo en julio de 1806, Avilés se quedó a vivir en Lima. Establecido en el pueblo de la Magdalena cercano a la ciudad, en 1807, fallecida su esposa y sin hijos, se trasladó a Arequipa, donde permaneció hasta 1810. Ese año decidió volver a España pero enfermó durante el viaje y murió en Valparaíso en septiembre.

El marquesado de Avilés pasó a su hermano menor, a cuya muerte se extinguió por falta de descendientes.