Biografias de letra A
Abalos José Domingo Abramo Fernando Acevedo Manuel Antonio Acevedo Díaz Eduardo Acha Mariano Achaval Rodriguez Trístan Achega Domingo Victorio Acosta Emar Acosta Jorge Acosta Mariano Acuña Mariano Adrogué Carlos Adrogué Esteban Agüero José Eusebio Agüero Pedro José Agüero Julián Segundo De Agosti Orlando Ramón Agote Luis Agote Pedro Agrelo Pedro José Aguado Alejandro María Aguilar Victoriano Aguirre Francisco De Aguirre José María Aguirre Julían Aguirre Rafael María Aguirre Lejarrota Manuel Hermenegildo Aira César Albariños Domingo Albarracín Juan Crisóstomo Alberdi Juan Bautista Alberti Manuel Maximiano Alcorta Amancio (hijo) Alcorta Amancio (padre) Aldao Carlos Aldao Francisco Aldao José Felix Alem Leandro N Alemann Roberto Teodoro Alemán Pablo Alende Oscar Alfonsín Raul Ricardo Allaria Angel Pacífico Allende Faustino Almagro Juan María De Alonso Carlos Alonso Norberto Alsina Adolfo Alsina Valentín Alsogaray Álvaro Alsogaray Maria Julia Alvarado Rudecindo Alvarez Carlos Alvarez Donato Alvarez Jonte Antonio Alvear Emilio Marcelo De Alvear Carlos María de Alvear Marcelo Torcuato de Alvear Torcuato De Alves De Lima E Silva Luis (Duque De Caxias) Ambrosetti Juan Bautista Ameghino Florentino Amenábar José De Amura Claudia Anadón Lorenzo Anchorena Tomás Severino De Anchorena Nicolás De Anchorena Tomás Manuel De Anchoris Ramón Eduardo De Anderson Imbert Enrique Andrada Jacinto Aneiros León Federico Aramburu Pedro Eugenio Arana Felipe Arata Luis Aráoz Pedro Miguel Aráoz De Lamadrid Gregorio Arce José Ares De Vildoza Eulalia Argerich Cosme Mariano Argerich Manuel Gregorio Argerich Martha Arias José Inocencio Arias Manuel Eduardo Arias Tomás Arlt Roberto Arredondo Nicolás Antonio De Arroyo Manuel Andrés Artigas José Gervasio Ascasubi Hilario Astigueta (padre) José Mariano Avellaneda Marco Avellaneda Marco Aurelio Avellaneda Nicolas Avilés Y Del Fierro Gabriel Ayala Fernado Ayolas Juan De Azcuenaga Miguel De Azopardo Juan Bautista Azurduy De Padilla Juana Ábalos José Benjamín Álvarez Juan Álvarez (Fray Mocho) José Sixto Álvarez Condarco José Antonio Álvarez De Arenales José Ildefonso Álvarez De Arenales Juan Antonio Álvarez De Toledo Federico Álvarez Thomas Ignacio Soriano de Arévalo Domingo

Manuel Gregorio Argerich

Manuel Gregorio Argerich Abogado y filántropo argentino (1835-1871). Participó en las luchas de Buenos Aires contra Urquiza. Fallecio en 1871, durante la epidemia de fiebre amarilla que asoló a Buenos Aires en la cual intervino abnegadamente.
Manuel Gregorio Argerich
Manuel Gregorio Argerich

Vida personal

Manuel Gregorio Argerich nació en Buenos Aires en 1835. Su hermano, Juan Antonio, nació en 1840 y fue, como Manuel, una figura clave durante las epidemias de cólera y fiebre amarilla, ayudando a organizar la comisión para organizar un plan para manejar la epidemia con junto a José Roque Pérez.

Fue profesor de cirugía y director de la casa de huérfanos.

Era familiar del doctor Cosme Argerich Argerich se casó y tuvo hijos. José Manuel Estrada, un amigo y escritor dijo de su vida hogareña: "Pidió a su familia que actuara como un cielo claro y transparente, bajo el cual calmar su temperamento violento; amaba apasionadamente a su joven esposa, la única persona bajo en cuyo refugio encontró la paz y un candor tranquilo, el amor suave y la santa felicidad que necesitaba su alma atribulada. Su amor por sus hijos fue intenso, incorporando la imaginación de la juventud y la discreción de la providencia ".

Fue miembro de la logia de francmasones de Buenos Aires

Actividad como médico

Durante la Batalla de Caseros , fue reclutado como oficial médico en el ejército bajo el mando de Juan Manuel de Rosas, entonces gobernador de Buenos Aires. Cuidó a los soldados heridos y heridos durante la Batalla de Caseros en la que el régimen de Rosas fue derrotado. Después de la batalla, que condujo a la huída de Rosas a Gran Bretaña, se documentó que Argerich permaneció en el campo voluntariamente después de la derrota de Rosas, tratando no solo a los soldados heridos y otros oficiales bajo el mando de Rosas, sino también a los soldados de Urquiza afectados por la viruela. , con completa indiferencia en cuanto a qué uniforme usaban sus pacientes. 


Durante las epidemias de fiebre amarilla de 1867 en 1871 , Argerich trató a las víctimas de ambas epidemias siendo identificado como uno de los "ángeles ministradores" que no formaba parte del éxodo masivo de la ciudad, pero se quedó por su cuenta para atender a los enfermos que permanecieron en Buenos Aires. Se lo representa tratando a un paciente junto al Dr. Roque Pérez en el emblemático retrato de 1871 de Juan Manuel Blanes, Fiebre Amarilla de la gran epidemia porteña de 1871. 


Aunque estaba comprometido con sus responsabilidades como médico, tuvo conflictos, le dijo a José Manuel Estrada 3 días antes de su muerte: "¡Hijos míos! ¡Mi esposa! ¿Tengo derecho a desafiar la muerte y me arriesgaré a abandonarlos para siempre?" 


Escritura

También es recordado como un pionero del género teatral español conocido como la Zarzuela. Argerich escribió la letra de Los Consejos de Don Javier, o El consejo de Don Javier, y fue puesto a la música en 1892 por Felice Lebano. Se estrenó por primera vez en el Teatro Apolo de Buenos Aires el 1 de septiembre de 1892. Anticipándose al estreno, La Nación publicó una crítica el 14 de julio de 1892 que decía que la música de Lebano, en particular, hacía que la obra fuera innovadora, la música de Zarzuela.

Fue una de las primeras obras populares de Zarzuelatheater en Argentina

Muerte

Durante la gran epidemia de fiebre amarilla de 1871, Argerich, continuó incansablemente su cuidado de los enfermos hasta que finalmente sucumbió a la enfermedad el 25 de mayo de 1871, el 61 ° aniversario de la Revolución Argentina. Fue una de las 13.614 víctimas de la epidemia de fiebre amarilla de Buenos Aires.

Tres días más tarde, en su funeral, su amigo el escritor José Manuel Estrada, lo elogió:

En el dulce amor de su vida hogareña y en el severo trabajo de la investigación científica, buscó una moderación de sus pasiones desbordantes, que siempre sintió que estaban retrasadas y en desacuerdo con el ritmo por el cual habían definido su naturaleza en el calor de su juventud.

Susceptible a todas las agitaciones turbulentas de la gente, era imposible para él simplemente ser indiferente a su mala fortuna y desolación. Este hombre de caridad se reveló con completo furor. Manuel Argerich contribuyó a un renacimiento al servir a los pobres, signo con el cual el Divino Maestro hace conocer al pueblo la venida de su Redención. - Jose Manuel Estrada

Argerich está enterrado en el Cementerio de la Chacarita). Su tumba fue declarada Monumento Nacional en 1970 y es un punto culminante de tumbas prominentes en un recorrido por ese cementerio.